en las Redes Sociales

   


 

Diez formas conscientes de utilizar las redes sociales

1. Conozca sus intenciones.

Doug Firebaugh de “SocialMediaBlogster.com” ha identificado siete necesidades psicológicas que podemos estar buscando satisfacer cuando nos conectemos: reconocimiento, atención, aprobación, aprecio, aclamación, seguridad e inclusión. Antes de publicar, pregúntese: ¿Estoy buscando ser visto o reconocido? ¿Hay algo más constructivo que pueda hacer para satisfacer esa necesidad?

2. Sea su yo auténtico.

En la era de la marca personal, la mayoría de nosotros tenemos una personalidad que nos gustaría desarrollar o mantener. Los tweets impulsados por el ego se centran en una agenda; la autenticidad se comunica desde el corazón. Hable sobre las cosas que realmente le importan. Si necesita asesoramiento o apoyo, solicítelo. Es más fácil estar presente cuando se es sincero contigo mismo.

3. Si se propone tuitear, pregúntese siempre: ¿es cierto? ¿es necesario? ¿es amable?

A veces publicamos pensamientos sin considerar cómo podrían afectar a toda nuestra audiencia. Es fácil olvidar cuántos amigos están leyendo. Doscientas personas forman una multitud en persona, pero en línea ese número puede parecer insignificante. Antes de compartir, pregúntese: ¿hay alguien a quien pueda dañar?

4. Ofrezca tweets amables al azar.

De vez en cuando pregunto en Twitter: "¿Hay algo que pueda hacer para ayudarte o apoyarte hoy?" Es una forma sencilla de utilizar las redes sociales para dar sin esperar nada a cambio. Al tender la mano para ayudar a un extraño, crea la posibilidad de conectarse personalmente con seguidores que de otro modo podría haber conocido solo de manera periférica.

5. Experimente ahora, comparta más tarde.

Es común tomar una foto con su teléfono y subirla a Facebook o enviarla por correo electrónico a un amigo. Esto se superpone a la experiencia de estar en un momento y compartirlo. También minimiza la intimidad, ya que toda tu audiencia se une a tu cita o reunión en tiempo real. Así como nuestro objetivo es reducir nuestros monólogos internos para estar presentes, podemos hacer lo mismo con nuestra narración digital.

6. Sea activo, no reactivo.

Puede recibir actualizaciones por correo electrónico siempre que haya actividad en una de sus cuentas de redes sociales, o puede configurar su teléfono móvil para brindarle este tipo de alertas. Esto te obliga a decidir muchas veces a lo largo del día si quieres o necesitas responder. Otro enfoque es elegir cuándo unirse a la conversación y usar su tiempo fuera de línea para decidir qué valor tiene para ofrecer.

7. Responda con toda su atención.

Las personas a menudo comparten enlaces sin leerlos o comentan publicaciones después de escanearlas. Si el mejor regalo que podemos darle a alguien es nuestra atención, las redes sociales nos permiten ser infinitamente generosos. Es posible que no seamos capaces de responder a todos, pero responder pensativamente cuando podemos hace la diferencia.

8. Utilice las redes sociales móviles con moderación.

En 2009, Pew Research encontró que el 43 por ciento de los usuarios de teléfonos móviles acceden a la Web en sus dispositivos varias veces al día. Es lo que la ex empleada de Microsoft, Linda Stone, llama -atención parcial continua-, cuando te registras con frecuencia para asegurarte de no perderte nada. Si elige limitar el acceso a su teléfono móvil, es posible que se pierda la oportunidad en línea, pero no se perderá lo que está frente a usted.

9. Practica dejar ir.

Puede parecer desagradable ignorar ciertas actualizaciones o tweets, pero necesitamos tiempo de inactividad para ser amables con nosotros mismos. Date permiso para dejar ir las novedades de ayer. De esta forma, no tendrá que "ponerse al día" con las actualizaciones que se han publicado, sino que podrá formar parte de la conversación de hoy.

10. ¡Disfruta de las redes sociales!

Estas son simplemente sugerencias para sentirse presente y con un propósito al utilizar las redes sociales, pero no son reglas estrictas. Sigue tus propios instintos y diviértete. Si eres consciente cuando estás desconectado de la tecnología, tienes todas las herramientas que necesitas para estar atento cuando te conectas.

* Fuente: Lori Deschene, ’10 mindful ways to use social media’ on Tricycle.

 

Ten Mindful Ways to Use Social Media

1. Know your intentions.

Doug Firebaugh of “SocialMediaBlogster.com” has identified seven psychological needs we may be looking to meet when we log on: acknowledgment, attention, approval, appreciation, acclaim, assurance, and inclusion. Before you post, ask yourself: Am I looking to be seen or validated? Is there something more constructive I could do to meet that need?

2. Be your authentic self.

In the age of personal branding, most of us have a persona we’d like to develop or maintain. Ego-driven tweets focus on an agenda; authenticity communicates from the heart. Talk about the things that really matter to you. If you need advice or support, ask for it. It’s easier to be present when you’re being true to yourself.

3. If you propose to tweet, always ask yourself: Is it true? Is it necessary? Is it kind?

Sometimes we post thoughts without considering how they might impact our entire audience. It’s easy to forget how many friends are reading. Two hundred people make a crowd in person, but online that number can seem insignificant. Before you share, ask yourself: is there anyone this might harm?

4. Offer random tweets of kindness.

Every now and then I ask on Twitter, “Is there anything I can do to help or support you today?” It’s a simple way to use social media to give without expectations of anything in return. By reaching out to help a stranger, you create the possibility of connecting personally with followers you may have otherwise known only peripherally.

5. Experience now, share later.

It’s common to snap a picture with your phone and upload it to Facebook or email it to a friend. This overlaps the experience of being in a moment and sharing it. It also minimizes intimacy, since your entire audience joins your date or gathering in real time. Just as we aim to reduce our internal monologues to be present, we can do the same with our digital narration.

6. Be active, not reactive.

You may receive email updates whenever there is activity on one of your social media accounts, or you might have your cell phone set to give you these types of alerts. This forces you to decide many times throughout the day whether you want or need to respond. Another approach is to choose when to join the conversation, and to use your offline time to decide what value you have to offer.

7. Respond with your full attention.

People often share links without actually reading them, or comment on posts after only scanning them. If the greatest gift we can give someone is our attention, then social media allows us to be endlessly generous. We may not be able to reply to everyone, but responding thoughtfully when we can makes a difference.

8. Use mobile social media sparingly.

In 2009, Pew Research found that 43 percent of cell phone users access the Web on their devices several times a day. It’s what former Microsoft employee Linda Stone refers to as continuous partial attention—when you frequently sign on to be sure you don’t miss out anything. If you choose to limit your cell phone access, you may miss out online, but you won’t miss what’s in front of you.

9. Practice letting go.

It may feel unkind to disregard certain updates or tweets, but we need downtime to be kind to ourselves. Give yourself permission to let yesterday’s stream go. This way you won’t need to “catch up” on updates that have passed but instead can be part of today’s conversation.

10. Enjoy social media!

These are merely suggestions to feel present and purposeful when utilizing social media, but they aren’t hard-and-fast rules. Follow your own instincts and have fun with it. If you’re mindful when you’re disconnected from technology, you have all the tools you need to be mindful when you go online.

.